912 910 355
Horario de Atención:
24 horas
TUI DE

Ámsterdam ‘vintage’

Bij Ons Vintage
Laura Dols
Straatjes

Coco Duivenvoorde I_amsterdam©Merijn-Roubroeks

El turismo de compras en Ámsterdam va ligado al ‘vintage’. Tiendas y mercadillos explotan al máximo la filosofía de una segunda (o tercera) vida en moda y decoración.
La moda ‘vintage’ en Ámsterdam está más que asentada. Hay muchas tiendas dedicadas a vender ropa, complementos, muebles y objetos decorativos de segunda mano. Ir de compras por estos establecimientos supone salir en busca del tesoro. Hay que mirar mucho para encontrar algo que verdaderamente valga la pena pero si lo logras, tendrás en tus manos algo único. Prendas y objetos con historia propia, desde vinilos a colchas, pasando por todo tipo de instrumentos, gafas o incluso trajes de novia.
Toda ruta ‘vintage’ debe comenzar en las Nueve Calles (9 Straatjes). Esta zona, construida en el siglo XVII, está situada entre los canales principales, muy cerca de la plaza Dam, y esconde algunas de las tiendas con más estilo de la ciudad. Entre las más importantes que pueden localizarse en este barrio destacan Bij Ons Vintage, Spiegelbeeld y Zipper. En ellas encontrarás moda para hombre y mujer de las décadas de los cincuenta a los ochenta. De Weldaad y Roerende Zaken 1900-2000, también en la zona, están centradas en objetos de decoración. Mención especial merece Laura Dols, una de las referencias de la ciudad. Situada en Wolvenstraat 7, está especializada en moda de los años cincuenta y ropa de fiesta que importan desde Los Ángeles (EE UU). Tiene una sección con ropa para niños y otra con vestidos de novia antiguos.
Pero la moda ‘vintage’ no habita solo en las Nueve Calles. Un poco más al norte, en el límite del canal Prinsengracht, se encuentra ‘I love vintage’. Lo que empezó siendo una web de caprichos retro ya tiende tienda física. Y no podía estar en mejor lugar. En esta boutique presumen de tener la mejor moda de los años veinte, además de complementos y joyería.
El diseño es otro de los fuertes de Holanda, tanto en clave industrial como decorativa. Por ello, también es fácil encontrar tiendas y viejos almacenes con muebles de otras épocas, algunos restaurados y otros sin trabajar. Es el caso de Neef Louis, un almacén al norte de la ciudad repleto de muebles y piezas de aire industrial para decorar espacios retro. Otra dirección a tener en cuenta es Bullitt (en Jan Pieter Heijestraat). Aunque tienen ropa y accesorios, están especializados en objetos de decoración ‘vintage’, cristalería y lámparas incluidas.

El mercado de las pulgas

Este tipo de mercadillos son un imán para los buscadores de ofertas. El de Ámsterdam (Waterlooplein) es un mercado permanente. Abre de lunes a sábado, y en sus puestos hay de todo, pero fundamentalmente ropa y zapatos. Montañas y montañas de trajes de fiesta, disfraces, pieles, uniformes antiguos… En Noodermarkt (los sábados de 09:00 a 17:00) también tienen algunos puestos dedicados a la moda de segunda mano.

Bicis ‘recicladas’

El mercado de bicis de segunda mano en Ámsterdam tiene una gran proyección. Teniendo en cuenta el éxito de este transporte entre locales y visitantes la oferta es inmensa. Lamentablemente, se roban muchas bicicletas en la ciudad, por lo que se pueden encontrar algunas a precio muy bajo. Por eso, hay que saber dónde comprar para que no te vendan una bici robada. Una opción es Recycled Bicycles en Spuistraat. Las venden desde 60 euros.

Top 5 hoteles