912 910 355
Horario de Atención:
24 horas
TUI DE

Metro de Atenas, para viajar… en el tiempo

Dimitris Graffin via Foter.com / CC BY Pierdelune / Shutterstock.com Nikos Kessanlis Kotsovolos Panagiotis / Shutterstock.com

Desplazarse en Metro por la ciudad de Atenas puede ser una apasionante aventura. Las exposiciones arqueológicas y artísticas conviven con los viajeros proporcionándoles una doble experiencia: transporte y museo subterráneo.
Construir una red de metro en Atenas supuso un quebradero de cabeza, ya que a cada paso afloraban restos arqueológicos que obligaban a paralizar las obras. De cara a los Juegos Olímpicos del año 2004, se iniciaron en los años 90 lo que en principio iban a ser las obras para crear un suburbano. Sin embargo, estas se transformaron en el proyecto arqueológico más importante de Atenas, con 79.000 metros cuadrados excavados y más de 50.000 objetos rescatados, desde el neolítico hasta la era postbizantina. Para ello, utilizaron perforadoras especiales y, en algunos momentos, se podían contar más arqueólogos que ingenieros en los yacimientos.

La solución propuesta fue habilitar algunas estaciones como museos donde exhibir estos hallazgos. De este modo, el suburbano ateniense, además de cumplir con su función de medio de transporte, se ha convertido en un interesante museo bajo tierra a precio de billete sencillo y con un amplio horario de apertura. Los viajeros, tanto turistas como griegos, se dejan las prisas en la superficie para detenerse a admirar las vitrinas y esculturas que adornan el subterráneo. Con sus tres líneas y 65 paradas, Atenas puede presumir de tener las seis estaciones de metro más atractivas para los amantes de la arqueología: Syntagma, Keramikós, Monastiraki, Acrópolis, Panepistimiu y Evangelismós. En la mayoría de estaciones restantes se exponen obras de artistas contemporáneos griegos, relacionadas con los viajeros o el propio metro. Un buen ejemplo de ello es el gran reloj en la estación de Syntagma, creada por el escultor Theodoros Papadimitriou. En esta estación se exponen además diversas esculturas, un mosaico de la época romana, los restos de un cementerio y una gran cantidad de objetos expuestos en urnas de vidrio. Lo más llamativo es la pared de metacrilato que deja ver el corte del terreno, resultado de las excavaciones.

En Monastiraki una enorme fotografía muestra lo que se encontraron los operarios durante las obras del metro: cientos de fragmentos de cerámica y otros tesoros arqueológicos. Es una de las más frecuentadas por el célebre mercadillo que se celebra en la plaza y las calles aledañas, además de por sus numerosas tabernas. En cuanto a hallazgos en exposición, es una de las más espectadulares. En esta estación no se muestran objetos desenterrados en vitrinas, sino una porción de la ciudad. Cuando excavaron el subsuelo descubrieron restos arqueológicos del S.VIII a.C: viviendas, talleres y un sistema de abastecimiento de agua que fluía del río Iridanos, que pasaba por esta zona. Todo ello viene explicado en un gran panel informativo.También en la línea azul, en la parada de Aigaleo, una exposición de objetos cotidianos acerca a los viajeros al día a día de los antiguos pobladores de Atenas. Allí se pueden ver lámparas, figuras decorativas y ofrendas.

La mayoría de monumentos se encuentran en el mismo área, en los barrios de Plaka y Monastiraki. Aún así, merece la pena desplazarse también por el subsuelo ateniense. Allí veremos piezas que no están dentro de los museos, sino debajo de ellos. Y con cada ampliación del metro, aparecen más. Próxima estación… la Historia.

Bajo el corazón de Atenas

En la estación de la Acrópolis, la más cercana al monumento más visitado de la ciudad, varias réplicas recrean las estatuas del Partenón creadas por Fidias y hacen compañía a los que esperan al siguiente tren. Subiendo las escaleras, la exposición continúa: anforas donde se transportaba el aceite y el vino, juguetes y hasta uno de los premios que se entregaban a los ganadores de los juegos Panatenaicos.

Información práctica

El billete sencillo cuesta 1,40 € y con él puedes subir en todos los transportes públicos de la ciudad durante 90 minutos. También existen pases de 1, 3 y 5 días. El de 3 días está pensado para turistas e incluye el viaje desde y hasta el aeropuerto internacional de Atenas, además de viajes ilimitados en el resto de transportes de la ciudad. Puede adquirirse en la estación del aeropuerto y en las de Omonoia, Syntagma, Thiseio, Monastiraki, Acrópolis y Pireo.

Top 5 hoteles