912 910 355
Horario de Atención:
24 horas
TUI DE

Berlín desde las alturas: planes con vistas

Berlín desde las alturas: planes con vistas
40 Seconds. Berlín desde las alturas: planes con vistas
Berlín desde las alturas: planes con vistas. Una copa al anochecer
Berlín desde las alturas: planes con vistas. El atardecer.
Copas en terrazas. Berlín desde las alturas: planes con vistas.

©Günter Steffen / visitBerlin Vlastula / Foter.com / CC BY-NC-SA © Philip Koschel / visitBerlin ©House of Weekend Martin Peterdamm Photography / Foter.com / CC BY-NC

Los berlineses aprecian disfrutar de la vida a unos cuantos metros del suelo. Terrazas y azoteas se han convertido en lugares de moda para locales y visitantes.
Cuando el tiempo lo permite, en Berlín se disfruta de estar en la calle. Las terrazas se convierten en lugar de reunión para aprovechar hasta el último rayo de sol, sin olvidar las agradables temperaturas nocturnas del verano berlinés. Pero además de las terrazas en plazas y aceras, la ciudad ha sabido explotar el potencial de las azoteas de sus edificios. Ese valor añadido que dan las vistas es más que apreciado por sus habitantes. Desde restaurantes hasta terrazas privadas, pasando por monumentos o antiguas fábricas reconvertidas en clubes nocturnos. Cualquier fórmula de ocio se apunta a esta tendencia. Un buen ejemplo es Klunkerkranich, un jardín en la azotea de un centro comercial. Abre de jueves a domingo y se puede ir a tomar una cerveza viendo atardecer, comer o disfrutar de la noche berlinesa y sus djs. Y todo esto, entre macetas y plantas.
También hay clubes y restaurantes más típicos que presumen de ‘rooftop’. Es el caso de Solar, 40 Seconds o House of Weekend. El primero ocupa dos pisos de un bloque de apartamentos cerca de Potsdamer Platz y abre desde la tarde hasta la madrugada. El segundo, en la misma zona, está rodeado por una gran cristalera con vistas a la plaza. Y junto a Alexanderplatz, House of Weekend cuenta con un gran espacio al aire libre y ofrece una bella panorámica con la Berliner Fernsehturm como protagonista.
Además de restaurantes y clubes de moda, varios monumentos y edificios turísticos de la ciudad tienen en sus vistas uno de sus grandes reclamos. En la Torre de Televisión (Fernsehturm) se encuentra un mirador a más de 200 metros de altura. Se trata de una plataforma giratoria que permite ver la ciudad desde todos los ángulos. Menos conocida es la Torre de Radio (Funkturm). Alcanza los 150 metros de altitud, aunque el mirador se sitúa a unos 126. Para aquellos que tengan vértigo, existe una opción menos intimidante, el restaurante que está a 55 metros de altura. Desde lo alto del Parlamento (Reichstag) también se vislumbran unas bonitas vistas. Y según asciendes por la rampa de su cúpula acristalada puedes ir adivinando todos los perfiles del ‘skyline’ berlinés. Otra opción más a sumar en esta lista de miradores es la plataforma panorámica de la Columna de la Victoria, dentro del verde entorno del Tiergarten.
Ya sea tomando una cerveza, cenando, de copas o, simplemente, visitando alguno de los monumentos turísticos de la ciudad, parece imposible dejar de ver Berlín desde lo alto.

Todavía más alto

Si lo tuyo son las alturas y no te vale con terrazas y miradores, hay otro símbolo de la ciudad que te permite ver la ciudad desde lo alto: el globo Welt de Berlín. Se trata de uno de los mayores globos de helio de todo el mundo. Está anclado al suelo por un cable de acero, pero asciende hasta una altura de unos 150 metros. Berlín Hi-Flyer está junto a Checkpoint Charlie y hay un ‘vuelo controlado’ cada 15 minutos.

Berlín a vista de pájaro

Quien quiera combinar las alturas con una ligera dosis de adrenalina, puede optar por un verdadero vuelo sin anclajes al suelo. Air Service Berlin comercializa vuelos turísticos en helicóptero, hidroavión o globo sobrevolando Berlín y Brandeburgo. El hidroavión Duck 01, por ejemplo, ofrece una excursión a vista de pájaro con increíbles maniobras. Sólo para valientes.

Top 5 hoteles