912 910 355
Horario de Atención:
24 horas
TUI DE

Budapest, tres en uno

Colinas de Buda
Vista panorámica de Budapest y dos de sus puentes
Ruinas de Aquincum
Puente Margarita y el Parlamento de Hungría
Puente de las Cadenas

El encanto de Budapest proviene de su curioso origen. La capital de Hungría es el resultado de la paulatina unión de Óbuda, Buda y Pest.
De estas tres ciudades, la más antigua es Óbuda, también conocida por su nombre latino, Aquincum, que viene de la palabra ‘aqua’ que significa agua en latín. Resulta evidente por qué los romanos llamaron así a su nueva ciudad: Aquincum se hallaba en una zona de aguas termales. La villa, fundada en el siglo I d.C, creció sobre un pequeño asentamiento celta hasta que pasó a manos de los vándalos. En ese proceso de conquista y refundación comenzó a llamarse Óbuda. Aquella ciudad creció en la orilla oeste del Danubio, al norte de la actual Budapest. En el margen izquierdo del Danubio, igual que Óbuda pero más al sur, se encontraba Buda, capital de Hungría desde 1361 hasta 1541. Es la zona de Budapest donde se encuentran algunos de los principales edificios monumentales como la Iglesia de Matías, el Bastión de los Pescadores o el Castillo. Ser la capital del país y el hogar de la familia real permitió que Buda se desarrollara rápidamente tanto económica como socialmente.
En su momento de esplendor comenzó la ocupación otomana (1541) y con ella el desplazamiento de la capital hacia Presburgo, la actual Bratislava, capital de Eslovaquia. Años más tarde, Buda pasó a manos austríacas que, al encontrar una ciudad desolada por las guerras y los constantes asedios, se encargaron de reconstruirla. Tras su liberación de los turcos en 1703, Buda volvió a ser la capital de Hungría.
Pest, la parte más grande (ocupa dos tercios) y oriental de Budapest, tiene su origen como ciudad desarrollada en el siglo XII aproximadamente, aunque anteriormente existían asentamientos celtas y romanos similares a los ya mencionados en Óbuda y Buda. Pest fue arrasada por los mongoles en 1241. Con el paso de los siglos logró crecer considerablemente, sin embargo, fue de nuevo devastada en 1837. En esta ocasión, el causante de los destrozos no fue ninguna población o imperio, sino las fuerzas de la naturaleza: el Danubio se desbordó e inundó la ciudad. La ciudad de Pest, al igual que su vecina Buda, también tiene una marcada influencia otomana ya que también fue conquistada por este imperio quince años antes que Buda.
Fue en 1849 cuando se dio el primer paso para la unificación de estos tres territorios: la construcción del célebre Puente de las Cadenas. Este lazo, que llevaba siendo requerido casi desde el origen de las tres ciudades, fue el primero en conectar ambas orillas del Danubio y rápidamente se convirtió en un símbolo de unión de la futura ciudad de Budapest. Después de su inauguración, ya bajo la tutela de los Habsburgo, se decidió unificar Óbuda, Buda y Pest en 1873 en una única ciudad. Budapest se convirtió así en la segunda ciudad en importancia del Imperio Austrohúngaro después de Viena. Finalmente pasó a ser la capital del Reino de Hungría después de la disolución del imperio tras la Primera Guerra Mundial. Desde entonces se ha mantenido como un bloque único, como un extenso río urbano formado por tres afluentes: Buda, Pest y Óbuda.

El Danubio, escollo principal

El río Danubio, uno de los más caudalosos y grandes de toda Europa, ha tenido un valor ambivalente para Budapest. Por un lado, es una de las principales causas de su riqueza, pero por el otro era el motivo principal por el que Óbuda, Buda y Pest estaban separadas. Antes de la construcción del Puente de las Cadenas, todo aquel que quisiese pasar de un territorio al otro tenía que hacerlo en barco o arriesgando su vida atravesando el río congelado en invierno.

La ciudad de los puentes

Desde la inauguración en 1849 del Puente de las Cadenas (oficialmente, Puente Széchenyi en honor a su impulsor, el Conde Esteban Széchenyi), la ciudad de Budapest ha visto como sus dos orillas conseguían unirse a través de estos nexos. Son nueve en total los puentes que unen Óbuda, Buda y Pest, siendo siete de ellos viales y peatonales y dos de uso exclusivo ferroviario.

Top 5 hoteles

Hungría, Budapest y alrededores, Budapest

Hotel Moments Budapest

30 septiembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Hungría, Budapest y alrededores, Budapest

Aria Hotel Budapest

30 septiembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Hungría, Budapest y alrededores, Budapest

Palazzo Zichy Budapest

30 septiembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Hungría, Budapest y alrededores, Budapest

Prestige Hotel Budapest

30 septiembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Hungría, Budapest y alrededores, Budapest

Parlament

30 septiembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Desayuno