Atención Al Cliente 09:00 - 21:00
(Lunes - Viernes)

917 58 28 29

Atención Al Cliente 10:00 - 16:00
(Sabados)

917 58 28 29
TUI DE

Los sabores de Buenos Aires

Los sabores de Buenos Aires
Cordero asado
Dulce de leche

Argentina y Buenos Aires son un paraíso en muchos aspectos, también en el gastronómico, donde destacan sus deliciosas carnes, gracias a una ganadería formidablemente alimentada.
Buenos Aires tiene una oferta culinaria y de restauración extraordinaria. Pero la auténtica estrella de la gastronomía local es la carne de vacuno, procedente de las numerosas pampas que rodean la ciudad. En ellas, sus apreciadas vacas ingieren nutritivas hierbas sin las grandes cantidades de maíz, antibióticos y hormonas de crecimientos que recibe el ganado en Europa y América del Norte. Como resultado, la carne es más magra y nutritiva, y su sabor más natural que el de las reses alimentadas con piensos.
La calidad de la materia prima se suma al buen saber hacer, ya que los argentinos han perfeccionado el arte del asado que implica cocinar con carbón y tan sólo usar la sal para preparar la carne. Esta larga tradición hace que Buenos Aires esté lleno de parrillas y asadores que sirven fantásticos cortes de carne a precios razonables.
Una parrillada tradicional suele incluir choripán (emparedado de chorizo asado), pollo, costillas y carne de ternera. También puede haber casquería como los chinchulines (intestino delgado), mollejas (las glándulas) o morcilla (sangre con arroz).
En cuanto a los cortes, probablemente tengamos que elegir entre el bifé de chorizo (entrecot), el bifé de lomo (solomillo), el bifé de costilla (chuleta), la tira de asado (costillar), el vacío (filete del flanco), el cuadril (filete de cadera) o el ojo de bifé (redondo de ternera). Después conviene especificar cómo se quiere, si no la servirán al punto.
Las carnes a menudo son aliñadas con chimichurri, una salsa hecha con aceite de oliva, ajo, perejil y ají, y que le da a la carne un sabor más penetrante. A veces también pueden ofrecernos salsa criolla hecha con tomate picado, cebolla y perejil.
Si queremos olvidarnos de la dieta y darnos un gran homenaje, acudiremos a un tenedor libre, es decir, un buffet libre, que también puede ser llamado diente libre.
Cada argentino consume de media 110 kilos de carne anuales. Y más allá de los restaurantes, la carne también se consume en ámbitos más informales. Los asados o barbacoas son una tradición extendida en el país. Las parrilladas se hacen en familia o entre amigos, generalmente los domingos en los patios de las casas.
La influencia de la inmigración española e italiana también se deja notar casi a cada paso y así hay muchos restaurantes gallegos y pizzerías y trattorias donde degustar pasta y pizza hecha en horno de leña con auténtico sabor italiano (si bien la versión porteña consiste en una masa cubierta de salsa de tomate, sin queso y muy condimentada) y que hoy compiten con restaurantes de distintas latitudes. Un gran número de ellos se ubica en Palermo, un barrio que se ha convertido en el destino idóneo para los más curiosos ya que acoge restaurantes de cocina brasileña, armenia, francesa, mexicana, india o asiática así como locales especializados en cocina de fusión.
Y para regar nuestras comidas y cenas, lo más apropiado es un buen vino. El argentino tiene fama mundial y es la bebida nacional del país. Es el mayor productor latinoamericano y el quinto a nivel mundial. Su calidad ha ido aumentando en los últimos años y sus exportaciones son principalmente a EEUU. Entre las distintas denominaciones de origen destacan las producciones de provincias como Mendoza, San Juan, Salta, La Rioja, Córdoba o Catamarca, si bien recientemente están cobrando importancia otras como la propia Buenos Aires.

Otras bebidas argentinas

Otra bebida muy extendida es el fernet. Aunque italiano en su origen, es ampliamente consumido por los argentinos debido a la inmigración. Es una bebida alcohólica amarga elaborada a partir de varios tipos de hierbas maceradas en alcohol de uva. De alta graduación alcohólica, en principio era un digestivo pero actualmente también suele tomarse como aperitivo, sólo o mezclado en cócteles.
Entre las bebidas no alcohólicas destaca el mate, la popular infusión de yerba mate de la que tantos argentinos son prácticamente incapaces de despegarse a diario y cuyo sabor, ligeramente amargo, no debe desalentarnos para probarlo.

Postres para chuparse los dedos

Los porteños son golosos por antonomasia. El dulce de leche es el componente más demandado: es una leche condensada espesa y cremosa que se añade a numerosas tartas y postres. Los alfajores también son tradicionales. Se trata de un emparedado de galleta relleno de dulce de leche y cubierto de chocolate o merengue. Además, las facturas son pastitas dulces, idóneas para acompañar un buen café.
Debido a la influencia italiana, el helado es muy apreciado por los argentinos, por lo que las heladerías ofrecen una gran variedad de sabores con algunos autóctonos como el de dulce de leche o mate.

Top 5 hoteles

Argentina, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Bos Aires - Buenos Aires

Alvear Palace

02 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Argentina, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Bos Aires - Buenos Aires

Alvear Icon

02 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Argentina, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Bos Aires - Buenos Aires

Mine

02 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Argentina, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Bos Aires - Buenos Aires

Carles Hotel Buenos Aires

02 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Argentina, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Bos Aires - Buenos Aires

Ilum Hotel

02 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación