Atención Al Cliente 09:00 - 21:00
(Lunes - Viernes)

917 58 28 29

Atención Al Cliente 10:00 - 16:00
(Sabados)

917 58 28 29
TUI DE

La calma tras la tormenta

Ciudad amurallada
Fortaleza de Bokar
Minceta
Vistas desde Srđ
Disparos y metralla

Testigo de batallas y enfrentamientos a lo largo de los siglos, Dubrovnik ha sabido soportar cada envite –incluida la Guerra de los Balcanes– para mantenerse en pie tras sus murallas.
Dubrovnik está protegida por 1.940 metros de muralla y cinco imponentes fortalezas: Minceta, Bokar, San Juan, Lovrijenac y Revelin. Las tres primeras están integradas en los casi dos kilómetros de fortificación, mientras que las dos últimas se sitúan en puntos estratégicos de defensa sin estar adheridas al imponente cercado. San Juan, situada junto a la iglesia del mismo nombre, fue la primera en construirse para ofrecer protección al puerto. A día de hoy, esta fortaleza acoge el Museo Marítimo y el Acuario de Dubrovnik. Las vistas más espectaculares, tanto hacia la ciudad como hacia el mar, las ofrece la Fortaleza Minceta, por estar ubicada en el punto más alto a lo largo de la muralla, mientras que la encargada de proteger la famosa Puerta de Pile, y también el puerto de la ciudad, es la Fortaleza Bokar.
El fuerte defensivo de Dubrovnik, construido a finales del siglo XII, ha tenido que soportar múltiples batallas. La frase "Non bene pro toto Libertas venditur auro" está grabada en la puerta de Lovrijenac, en San Lorenzo. Significa "La libertad no se vende ni por todo el oro del mundo", y simboliza a la perfección el espíritu de esta ciudad allá por 1978, año en que se acuñó dicho lema. Lo que nadie sabía entonces es que, solo unos años después, Dubrovnik sería víctima de uno de los ataques más incongruentes de los últimos tiempos. Escenario actual de grandes obras cinematográficas y audiovisuales, hace no muchos años, la realidad superó a la ficción. Sucedió a principios de los años 90, durante la Guerra de los Balcanes. Ocho meses permaneció el Ejército Popular Yugoslavo (JNA) amenazando la ciudad, contenidos por las fuerzas croatas. Desde el 1 de octubre de 1991 al 31 de mayo de 1992 se colocaron las piezas en el tablero. Los croatas atacaron desde el oeste e hicieron retroceder al JNA hasta que finalmente cejó en su propósito de tomar la ciudad. La Marina yugoslava utilizó sus barcos para bloquear el puerto y apuntó indiscriminadamente, lo que provocó la muerte de una centena de civiles. Recordaba a la historia de David contra Goliat: una maquinaria de guerra profesional contra hombres que no tenían experiencia. En el conflicto, Serbia reclamaba como suyas dos terceras partes del territorio del país, recién liberado de la dictadura del mariscal Tito. El ejército croata fue perdiendo la batalla hasta que el apoyo internacional terminó con un reordenamiento fronterizo.
Esta guerra permanece en el recuerdo de la mayoría de civiles de Dubrovnik. La población se resiste a que se olvide el sufrimiento al que se le sometió, por ello, en lo alto de la colina Srđ, a donde se puede acceder tanto en coche como en teleférico, se encuentra el Museo de la Guerra de la Independencia croata. Los horrores de la guerra están presentes en este museo en forma de sobrecogedores relatos y fotografías, además de algunas piezas de armamento utilizadas durante el conflicto que se extendió desde 1991 hasta 1995. Este museo se ubica dentro de un fuerte imperial, la Fortaleza de Srđ, construido en el S.XIX y desde el que se pueden contemplar unas magníficas panorámicas de la ciudad.
Aunque la mayor parte de Dubrovnik ha sido reconstruida, aún hay zonas, a los pies de la muralla, donde se pueden contemplar solares y casas derruidas por los ataques sufridos. El Palacio de Sponza, además de albergar el Archivo de Dubrovnik, acoge el Museo a los Héroes de la ciudad, en honor a los fallecidos en la guerra.

Revelin, fortaleza y museo

Revelin es una de las dos fortalezas que no están anexas a la muralla. Esta fortaleza de planta irregular en forma de cuadrilátero, distribuye su interior en tres salas abovedadas a las que el acceso desde el exterior para los asaltantes era prácticamente inaccesible, ya que por uno de sus lados limita con el mar y el resto está protegido por un profundo foso. Actualmente, mantiene una increíble terraza que sorprende a todo el que la visita, en su planta baja se exponen obras arqueológicas y en el primer piso se encuentra el Museo Virtual de Dubrovnik.

La resistencia de Srđ

Situada a 413 metros de altura, en la Colina de Srđ, se levanta esta fortificación defensiva que alberga el Museo de la Guerra de Independencia. Construida por los franceses a comienzos del S.XIX, y posteriormente en manos de tropas austriacas, esta fortaleza se ha ido adaptando y reforzando a lo largo de su historia. En la reciente Guerra de los Balcanes era la única edificación militar en manos del ejército croata y, pese a que sufrió grandes daños, no se derrumbó ante los terribles ataques del 6 de diciembre de 1991.

Top 5 hoteles

Croacia, Dalmacia, Dubrovnik

Villa Curic

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Croacia, Dalmacia, Dubrovnik

Dubrovnik Luxury Residence

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Croacia, Dalmacia, Dubrovnik

Hotel Kompas

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Croacia, Dalmacia, Dubrovnik

Hotel Excelsior Dubrovnik

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Croacia, Dalmacia, Dubrovnik

Neptun

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno