Atención Al Cliente 09:00 - 21:00
(Lunes - Viernes)

917 58 28 29

Atención Al Cliente 10:00 - 16:00
(Sabados)

917 58 28 29
TUI DE

Leith: la transformación de un barrio

The Shore iluminado al anochecer
Water of Leith en un dia soleado
Edificios modernos en Leith
Leith Walk y su arquitectura
The Water of Leith

La historia, junto a las aguas del Firth of Forth, ha mecido a Leith en un vaivén constante y durante siglos ha ido moldeando su todavía arrollador y genuino carácter.
Más allá de los distinguidos edificios de la 'new town' y de los callejones que exhalan leyendas, el barrio de Leith hace aparición cerca del fiordo de Forth. La que hoy es la vecindad más controvertida y transgresora de Edimburgo fue durante décadas su ‘patito feo’. Pero en los últimos años los vientos han girado a su favor y han traído hasta su orilla a viajeros interesados en descubrir su faceta más rompedora. Esto, junto a la invasión de diseñadores, la ha puesto en valor a pesar de sus diferencias con el centro urbano.

Desde el siglo XIV fue el puerto más importante de Escocia. En torno a él se desarrolló el comercio que brindó prosperidad al sector de la lana y la piel. Esto propició el asentamiento de gremios profesionales. Pero no solo las mercancías accedían por el puerto de Leith. También lo hicieron los marineros, los comerciantes y hasta la realeza, como ocurrió con María Estuardo en 1561, Jorge IV en 1822 y la reina Victoria en 1842. Son múltiples los edificios, placas o estatuas que rescatan la memoria de estos acontecimientos. Por ejemplo, la estatua en honor a la reina Victoria; la placa ‘Timber Bush’, donde se localizaba el mercado de madera; o The Signal Tower, un antiguo faro con siglos de historia. Pero la presencia de la realeza permanece hasta hoy. El barco que usó la reina Isabel II durante más de 30 años, el Royal Yacht Britannia, está anclado frente al Ocean Terminal para que pueda ser visitado.

El siglo XX trajo el declive de Leith como consecuencia de la depresión de su actividad comercial y portuaria. Sobre todo a partir de la década de los 60, la pobreza y la exclusión comenzó a instalarse gradualmente en su población hasta que la situación se descontroló en los años 80. Las drogas, el alcohol y el sida ahogaron al barrio, tal y como muestra el crudo retrato del cineasta Danny Boyle en ‘Trainspotting’ (1996). La cinta basada en la novela de Irvine Welsh fue un fenómeno pop y un referente cultural para toda una generación.

Pero Leith, que fue burgo independiente de Edimburgo hasta 1920, no se rindió tan fácilmente. Desde los primeros años del siglo XXI el barrio comenzó a experimentar un lavado de cara por parte de la Administración. Entre las primeras decisiones que se tomaron estuvo la de demoler las viviendas sociales y construir nuevos complejos. La actividad se dinamizó. Ahora, el turismo se ha convertido en un motor importante gracias a la promoción de algunas de sus zonas. Las galerías y restaurantes de The Shore y los espacios verdes de Leith Links y de sus tres cementerios han llamado a pasear por estas calles tanto a locales como a turistas.

El cine también ha sabido captar esa transformación positiva que ha experimentado la zona en las dos últimas décadas. En el musical ‘Sunshine on Leith’ (2013), dirigido por Dexter Flechter y basado en las canciones de la mítica banda The Proclaimers, se distinguen algunos de sus rincones más populares. Leith es hoy, en contraste con la reseña de Welsh y Boyle, el escenario de una vida de clase media.
El Leith de los contrastes. Donde los edificios históricos comparten calle con nuevas construcciones, los pub tradicionales con restaurantes de estrella Michelin y las calles empedradas con extensos parques. Una convivencia que no hace más que añadir encanto a este barrio edimburgués que ha sabido reinventarse a sí mismo.

‘Made in’ Leith: The Proclaimers

Los componentes del grupo musical The Proclaimers, los hermanos Charlie y Craig Reid, son el orgullo de los vecinos de Leith. La banda musical se hizo popular a nivel internacional con su tema ‘I’m gonna be-500 miles’ incluido en su segundo disco, ‘Sunshine on Leith’. El álbum, publicado en 1988, alcanzó un enorme éxito no solo en el Reino Unido, sino en otros países como Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. En 2013 sus canciones inspiraron a Dexter Flechter para producir el musical que se desarrolla en este transgresor barrio de la capital escocesa.

The Shore, la niña bonita

The Shore es el rincón más fotogénico de Leith. Es un paseo en la desembocadura del río lleno de restaurantes, tiendas y galerías de arte. Dentro de los barcos que aún permanecen anclados a la orilla se sitúan restaurantes con estrellas como el Martin Wishart Restaurant, The Kitchin y Plumed Horse. Es la zona del barrio que siempre aparece en cualquier guía de viajes, ya que recuerda a un pueblo pesquero, con sus barquitos atracados en el canal y sus calles en parte adoquinadas. Ha recobrado una elegancia que había perdido, después de años sumido en un gris industrial.

Top 5 hoteles

Reino Unido, Sur de Escocia, Edimburgo

Braid by Mansley Serviced Apartments

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Reino Unido, Sur de Escocia, Edimburgo

The Knight Residence by Mansley

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Reino Unido, Sur de Escocia, Edimburgo

Norton House Hotel & Spa

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Reino Unido, Sur de Escocia, Edimburgo

Radisson Blu Hotel, Edinburgh City Centre

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Reino Unido, Sur de Escocia, Edimburgo

Fountain Court Harris Apartments

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación