Atención Al Cliente 09:00 - 21:00
(Lunes - Viernes)

917 58 28 29

Atención Al Cliente 10:00 - 16:00
(Sabados)

917 58 28 29
TUI DE

Los secretos de Guiza

La Gran Esfinge con la pirámide de Kefrén al fondo
Pirámides de Guiza
Beduinos en camello frente a la gran pirámide de Keops
La Gran Esfinge
La Gran Esfinge de Guiza con una pirámide detrás

Shutterstock Shutterstock Shutterstock Shutterstock Shutterstock

Desde su descubrimiento, la zona monumental de la meseta de Guiza ha generado muchas preguntas sin respuesta. Poco a poco, la ciencia nos desvela los secretos mejor guardados de Guiza.
La meseta de Guiza, 18 kilómetros al suroeste de El Cairo, contiene en su necrópolis monumentos tan importantes como las pirámides de Keops, Kefrén y Micerino, la Gran Esfinge o muchas más pirámides subsidiarias y templos funerarios. No en vano es una de las áreas más visitadas anualmente en todo el mundo.

Existe un gran número de teorías sobre la creación de las pirámides. Algunas incluso involucran a seres extraterrestres, pero ¿quién construyó realmente las pirámides? Siempre se ha pensado en una construcción basada en la esclavitud, idea reforzada por las películas hollywoodienses, pero en realidad no fue así: se sabe que las construyeron trabajadores cualificados, totalmente libres y bien remunerados. Eran una cuadrilla de alrededor de 10.000 obreros, según han averiguado los arqueólogos, una décima parte de lo que escribió el historiador griego Herodoto en el siglo V a.C. No pasaban hambre, pues los ganaderos egipcios se encargaban de enviarles comida en esta empresa nacional. Además, los obreros rotaban cada tres meses para evitar lesiones por su trabajo.

Pero ¿cómo pudieron mover los millones de bloques de piedra de entre dos y seis toneladas cada uno? Los bloques eran empujados por varios obreros en una herramienta parecida a un trineo. Uno de ellos iba en cabeza lanzando agua al suelo para humedecerlo y facilitar el transporte, ya que se reducía a la mitad la fuerza de tracción requerida. Para subir los bloques a las partes superiores de la pirámide, creaban rampas de arena por las que subían las piedras.

La Gran Esfinge de Guiza también ha suscitado interrogantes desde que fue desenterrada por el arqueólogo italiano Giovanni Battista Caviglia entre 1816 y 1818. Este monumento, de 20 metros de altura y casi 60 metros de longitud, es el más misterioso de toda la necrópolis. No se sabe con seguridad ni su impulsor ni su antigüedad, aunque la idea más extendida entre los egiptólogos es que la Gran Esfinge fue construida por orden de Kefrén, dada su proximidad a la pirámide homónima, en torno al siglo XXVI a. C. Esta tesis también defiende que la cara de la Esfinge es la del propio faraón. Sin embargo, existen otras suposiciones que hablan de una antigüedad mucho mayor, de hasta 15.000 años, y que se basan en la falta de referencias a la esfinge en escritos antiguos o en la erosión que tiene la Gran Esfinge de Guiza. Según la teoría de la erosión, el desgaste del monumento habría sido producido por lluvias e inundaciones, propias de un clima muy distinto al del Antiguo Egipto, lo cual la fecharía en torno al 5000 o 7000 a. C, período en que esta zona tenía unas condiciones climatológicas más lluviosas.

En la actualidad, Egipto ha lanzado un programa de investigación sobre las pirámides de Dahshur y Guiza. Pretenden escanearlas con infrarrojos que determinarán el mapa térmico de estas maravillas de la antigüedad. El estudio, impulsado por la Universidad de El Cairo, servirá para desvelar numerosos interrogantes de las pirámides y ayudará a comprender mejor su construcción de forma no invasiva, ya que no se dañarán sus estructuras.

La ciencia continúa tratando de desvelar sus secretos, aunque en Guiza, cuando una pregunta es respondida, aparece una nueva cuestión. Forma parte del misterio con el que esta antigua necrópolis cautiva a todo aquel que la visita.

La pequeña estatua de Keops

Keops, segundo faraón de la cuarta dinastía y un dios en la época tardía del Antiguo Egipto, fue quien ordenó la construcción de la Gran Pirámide, que lleva su nombre. Es la mayor de todas las construidas en Egipto, pero Keops también posee otro récord: la estatua de un faraón más pequeña que se ha hallado es la suya, de tan sólo 7,5 centímetros. Esta estatuilla, construida en marfil, es exhibida en el Museo Egipcio de El Cairo. Es la única representación de Keops que ha llegado hasta nuestros días.

Una maravilla de la Antigüedad

Las pirámides de Guiza son las únicas maravillas del mundo antiguo que aún se conservan completamente en pie. De esta lista, entre la que se encuentran monumentos como el Coloso de Rodas o los Jardines Colgantes de Babilonia, tan sólo las tres pirámides de Egipto han sobrevivido al paso de los siglos y a las onclemencias del tiempo. En la actualidad, las pirámides de Guiza están consideradas como la octava maravilla honorífica del mundo. Un lujo que no puede perderse el viajero.

Top 5 hoteles

Egipto, Nil, El Cairo

Al Masa Hotel

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Egipto, Nil, El Cairo

Kempinski Nile Hotel

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Egipto, Nil, El Cairo

Concorde El Salam

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Egipto, Nil, Guiza

Tiba Pyramids Resort

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Egipto, Nil, El Cairo

Tolip El Galaa

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación