Atención Al Cliente 09:00 - 21:00
(Lunes - Viernes)

917 58 28 29

Atención Al Cliente 10:00 - 16:00
(Sabados)

917 58 28 29
TUI DE

La joya de Marrakech

Interior de la Madraza Ben Youssef
Patio de la Madraza Ben Youssef
Arcos del patio de la Madraza Ben Youssef

Fue la universidad de teología y derecho más importante del norte de África desde el siglo XIV y hoy es una de las visitas imprescindibles que hay que hacer en Marrakech.
La Madrasa Ben Youssef representa hoy en día uno de los símbolos de la ciudad. Es uno de los edificios más conocidos y visitados de todo Marruecos. No destaca sólo por su construcción, considerada una joya de la arquitectura árabe-andalusí, sino también, y principalmente, por ser un símbolo de la importancia y el poder que tuvo Marrakech en el pasado, en especial entre los siglos XIV y XVI.
Las madrasas son las instituciones en las que se imparten las enseñanzas religiosas. En una cultura basada en la religión, como es la islámica, resulta fácil entender la importancia y el prestigio que tienen estas edificaciones, pues será allí donde se instruyan, entre otros, los futuros gobernantes y personajes importantes de la ciudad. Cuanto más poder represente la ciudad, más importante será la madrasa en donde se educará su población.
La Madrasa de Ben Youssef se construyó en el siglo XIV como sede de la universidad de teología y derecho musulmán. Su nombre proviene de Ali Ben Youssef, hijo y sucesor del fundador de Marrakech. Situada junto a la mezquita más antigua de la ciudad, la madrasa se convirtió en la escuela coránica más grande de Marruecos y la más famosa de todo el norte de África. Era un complejo compuesto por la universidad coránica y por la residencia de estudiantes, que en su época de máximo esplendor, llegó a albergar a más de 900 alumnos. En el siglo XVI fue completamente reformada por los sultanes de la dinastía saadí (pueblo árabe del sur de Marruecos que afirmaba ser descendientes del profeta Mahoma).
Una de sus características fundamentales es el contraste entre el lujo que se puede admirar en el patio, lugar utilizado habitualmente como aula, y la austeridad y sencillez de las habitaciones de los estudiantes, ubicadas en la planta superior. En el acceso principal a la madrasa, en el dintel de la puerta de entrada puede leerse un mensaje de bienvenida. A través del vestíbulo, se llega al espacio más impresionante de todo el edificio: el gran patio central, en cuyo centro hay una fuente poco profunda, en la que los estudiantes realizaban las abluciones anteriores a la oración. El patio tiene galerías cubiertas en sus laterales. En uno de sus extremos, a través de un arco, se accede a la sala de oración, sala rectangular, con columnas de mármol de Carrara, en la que destaca su techo piramidal. La entrada al mihrab tiene muchas semejanzas con la de la Mezquita de Córdoba y destaca su techo de cedro tallado decorado con estuco. Alrededor del patio, distribuidas en las plantas baja y primera, se encuentran las celdas o dormitorios de los estudiantes. La decoración de las celdas es muy austera, en comparación con la del patio o la sala de oración.
La Madraza de Marrakech permaneció en funcionamiento hasta la mitad del siglo XX. En 1960 se clausuró oficialmente y tras unas décadas de abandono y deterioro, en 1982 se rehabilitó el edificio como espacio turístico. Actualmente es uno de los monumentos más visitados de la ciudad por viajeros de todo el mundo y su entrada incluye el acceso a otros dos recintos históricos: el Museo de Marrakech y la Koubba Ba'Adyin almorávide.

El origen del color rojizo de Marrakech

Según cuenta una leyenda, cuando en el siglo XII los sultanes almohades construyeron la Mezquita de Koutoubia, una de las más grandes del norte de África, la ubicaron en el corazón de la ciudad, del que brotó tanta sangre que las murallas y los edificios quedaron permanentemente tintados.

Miles de años de historia

La Koubba es el edificio más antiguo de Marrakech. Fue construida en el siglo XI por Ben Youssef, y formaba parte de una mezquita, de la que actualmente no queda ningún rastro. Su excelente conservación se debe a que permaneció sepultada hasta el año 1952.

Top 5 hoteles

Marruecos, Marrakech y alrededores, Marrakech

Riad Djebel

23 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Marruecos, Marrakech y alrededores, Mechouar Kasbah

Les Borjs de la Kasbah

23 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Marruecos, Marrakech y alrededores, Marrakech

Hotel Les Deux Tours

23 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Marruecos, Marrakech y alrededores, Marrakech

Petit Karmela

23 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Marruecos, Marrakech y alrededores, Marrakech

Riad Djemanna

23 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno