912 910 355
Horario de Atención:
24 horas
TUI DE

Las leyendas nunca mueren

Panorámica del cementerio Pére-Lachaise
Tumba de Jim Morrison
Tumba de Oscar Wilde
Cementerio Pére-Lachaise
Detalle de una tumba en el cementerio Pére-Lachaise

Dicen que algunas leyendas de la música, el cine, la literatura o las artes nunca se van del todo y el cementerio de Pére-Lachaise es la prueba de ello.
A las afueras de París se encuentra un lugar que recibe más de dos millones de visitas al año. Lo sorprendente es que se trata de un cementerio. De él se dice que es el más visitado del mundo y quien allí acude, por curiosidad o para homenajear a alguno de sus ídolos, asegura que los paseos entre las hileras de árboles es inolvidable.
Se inauguró oficialmente el 21 de mayo de 1804 y recibió su nombre de François d´Aix de La Chaise, conocido como Pére Lachaise, confesor del rey Luis XIV de Francia, que vivió en los alrededores. Los parisinos de la época lo acogieron con múltiples críticas porque no querían ser enterrados lejos del centro de París, entre viñedos. Sin embargo, la reubicación de los restos de personajes célebres como La Fontaine y Molière les hizo verlo con otros ojos y comenzó así a tener la fama de la que hoy puede presumir. No obstante, el padre Lachaise no está aquí enterrado. Sus restos descansan en una iglesia en el barrio de Le Marais.
Aquí descansan los restos de artistas como las cantantes Edith Piaf y María Callas y los escritores Marcel Camus, Colette, Honoré de Balzac y Oscar Wilde, que huyó a Francia por las acusaciones de conducta obscena. También se encuentran aquí las tumbas de los pintores Théodore Géricault y Eugène Delacroix, de los músicos Frederic Chopin, Gioachino Rossini y Jim Morrison, los intérpretes Yves Montand y Sarah Bernhardt y la bailarina Isadora Duncan, entre muchos otros. El cementerio no sólo acoge a los más ilustres de la cultura; también tiene un lugar especial para los fallecidos en una de las épocas históricas más tristes de la historia de Francia, la ocupación nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Allí están enterrados judíos fallecidos en los campos de concentración, a los que se dedica un monumento, y los que murieron luchando en la Resistencia francesa. Los 147 fusilados durante el levantamiento popular de la Comuna de París también encontraron en una fosa común en Père Lachaise el sueño eterno.
También trágica, aunque algo más romántica, es la historia de dos de los ocupantes más famosos de este cementerio parisino, Abelardo y Eloísa, protagonistas de un imposible romance medieval. El profesor y su alumna, casados en secreto y separados por el tío de ella, que la encerró en un convento y castró a su amante, volvieron a reunirse en 1817 al enterrar juntos los dos cuerpos. Desde entonces, miles de personas dejan sus cartas en la tumba como símbolo del poder eterno del amor.
El cementerio sigue creciendo. Es posible ser enterrado en él aun hoy en día, aunque el tiempo de espera para reservarlo es digno de un faraón egipcio. Bien por méritos propios, destacando en las artes, o comprando una parcela por unos 12.000 €, el mismo precio por metro cuadrado que un apartamento en la zona. Eso sí, este privilegio solo está reservados a los parisinos o a los que fallecen en la Ciudad de la Luz.

Tumbas curiosas

Los personajes que allí descansan no reciben la misma veneración o trato por parte de los visitantes. La tumba del famoso escritor Oscar Wilde, por ejemplo, permanece siempre cubierta de lápiz labial, fruto de los miles de besos que recibe por parte de sus admiradoras. Los fans de Jim Morrison, el cantante del grupo musical The Doors, dejaban en su tumba multitud de botellas y cigarrillos como tributo al músico. Otro de los músicos más famosos de Père-Lachaise, el pianista Chopin, descansa aquí pero su corazón fue entrerrado en Varsovia, su ciudad natal.

Arquitecturas excéntricas

Cerca de un millón de personas descansan en las miles de tumbas a lo largo de sus 43 hectáreas, pero no todas son iguales. La complejidad y originalidad arquitectónica que muestran muchos de los monumentos funerarios erigidos en este cementerio también hace crec su potencial turístico. La figura del escritor belga Georges Rodenbach rompiendo la piedra para salir la tumba o la estatua yacente del periodista Victor Noir tal y como cayó tiroteado son de lo más inusual.

Top 5 hoteles

Francia, Isla de Francia, París

Fabric

29 julio 2018, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Francia, Isla de Francia, París

Plaza Athenee Paris

25 julio 2018, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Francia, Isla de Francia, París

Sevres Saint Germain

29 julio 2018, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Francia, Isla de Francia, París

Le 123 Sebastopol

29 julio 2018, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Francia, Isla de Francia, París

Maison Souquet Paris

29 julio 2018, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación