Atención Al Cliente 09:00 - 21:00
(Lunes - Viernes)

917 58 28 29

Atención Al Cliente 10:00 - 16:00
(Sabados)

917 58 28 29
TUI DE

Praga, un cuento para niños

Reloj astronómico
Iglesia de Nuestra Señora del Týn
Iglesia de Nuestra Señora del Týn
Torre de la Pólvora
Funicular al monte Petřín

Vivir el escenario de un cuento de hadas, rodeado de castillos, torres afiladas, infinitas marionetas… es el sueño de cualquier niño y Praga le dejará un recuerdo inolvidable.
Comparada con otros destinos europeos, Praga no parece a primera vista la ciudad más orientada a entretener a los niños. No dispone de grandes parques de atracciones ni de muchas actividades dirigidas exclusivamente a ellos. Pero, al contrario de lo que piensan muchos adultos, los niños no sólo se divierten ante este tipo de experiencias… A los más pequeños también les atraen los monumentos y más si son tan impresionantes como los de Praga.

No hay niño que no se quede boquiabierto ante el reloj astronómico, cuando a las horas puntas comienza un espectáculo que esperan todos los turistas que se reúnen bajo la torre. Son 45 segundos de desfile de los apóstoles y figuras en movimiento que representan las inquietudes de los praguenses del siglo XV: La vanidad, representada por un hombre con un espejo; la avaricia, personificada en un comerciante judio con su bolsa; la lujuria, protagonizada por un príncipe turco con su mandolina y la muerte en forma de esqueleto con un reloj de arena. Además, puedes subir a la torre en ascensor y quedarte fascinado por las vistas del centro desde las alturas.

En ese mismo lugar, en la plaza de la Ciudad Vieja, está la gran iglesia de Nuestra Señora del Týn, del gótico tardío. La construcción araña los cielos de la ciudad con sus célebres torres de 80 metros terminadas en agudos pináculos que parecen haberse inspirado en los cuentos de Walt Disney.

El castillo de Praga es un recorrido intenso y puede resultar cansado para un niño que sea demasiado pequeño, pero se puede hacer tranquilamente, sin prisas, deleitándose con las imágenes que nos proporciona la catedral de San Vito o el antiguo Palacio Real. Les encantará el Callejón del Oro con sus minúsculas casas pintadas de colores, donde se decía que vivían enanitos en el siglo XVII, y en una de las cuales vivió Kafka con su hermana, la Basílica, el convento de San Jorge y las cuatro torres: la de Daliborka, la Negra, la Blanca y la Torre de la Pólvora. Praga es conocida como “la ciudad de las 500 torres”, pero tiene bastantes más

Sin alejaros del centro, buscad un momento de tranquilidad sobre las aguas del río Moldava, en uno de los barcos para compensar el ejercicio que ya habréis hecho subiendo cuestas o escaleras. Podéis comer o cenar a bordo mientras recorreis el río más largo del país. Una perspectiva diferente de la ciudad, tanto de día como de noche, al ritmo pausado del barco surcando las aguas.

Cruzando el puente de Carlos se halla Isla Kampa, el parque más ambientado de la ciudad. Está rodeado por el río Moldava y el Certovka, que pasan por delante de las casas, por eso a Kampa también se la conoce como “la Venecia de Praga”. Es un lugar muy tranquilo y con rincones para fotografiar: casas curiosas, como la del León de Oro o la del Ramo, los cuatro molinos que han sobrevivido, el Palacio de Liechtenstein, el muro de John Lennon… y alberga dos parques infantiles muy bien cuidados.

Además del zoo y el acuario, dos apuestas seguras para entretener a los niños en Praga, te proponemos dedicarle tiempo al monte Petřín. ¿A qué niño no le gusta ascender una ladera empinada en funicular? Y una vez arriba, la diversión continúa subiendo a la Torre Mirador de Petřín, que es como la Torre Eiffel en pequeña, perdiéndose y viendo sus imágenes deformadas en el laberinto de los espejos, visitando el observatorio de Štefánik y el jardín de los Kinský, con otro entretenido parque infantil.

Y por la noche…teatro

El teatro negro es una técnica que los checos convirtieron en el espectáculo más típico de Praga. Consiste en representar un espectáculo mudo sobre un escenario negro, jugando con luces y sombras, trajes fosforescentes, linternas… En al menos cinco teatros se puede asistir a diario a representaciones como ‘Aspectos de Alicia’, basada en la novela de Lewis Carrol, ‘Alicia en el país de las maravillas’: Ta Fantastika, Karlova, 186/8; Teatro Animato, Na Příkopě, 10; Teatro Imagen, Betlémská, 5; Teatro Metro, Národní, 25; Teatro Blanik, Václavské náměstí, 56. El precio, desde 20 CZK.

Museo de los juguetes en el castillo de Praga

Praga es la capital de las marionetas. Por toda la ciudad verás repartidas tiendas con los más variados títeres de madera. Pero el Museo de los juguetes, en el interior del castillo de Praga, cerca del Callejón del Oro, recoge además, en sus siete salas, exposiciones de juguetes de todo el mundo que datan del siglo XIX, haciendo un recorrido hasta la actualidad. Coches de estaño y madera, motocicletas, aviones, trenes mecanizados e incluso una colección de Barbies.

Top 5 hoteles

Chequia, Praga y alrededores, Praga

Golden Well

01 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Chequia, Praga y alrededores, Praga

Comfort Hotel Prague City East

01 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Chequia, Praga y alrededores, Praga

Liberty

01 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Chequia, Praga y alrededores, Praga

Hotel 16

01 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Chequia, Praga y alrededores, Praga

Hotel at The White Lily

01 marzo 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno