Atención Al Cliente 09:00 - 21:00
(Lunes - Viernes)

917 58 28 29

Atención Al Cliente 10:00 - 16:00
(Sabados)

917 58 28 29
TUI DE

Noche de paz en Salzburgo

Familia en un mercadillo de Salzburgo
Salzburgo en invierno
Canto de Adviento en el Großes Festspielhaus
Mercadillo navideño en Salzburgo
Uno de los ‘Perchten’ que recorren Salzburgo en Navidad

© Tourismus Salzburg GMBH © Tourismus Salzburg GMBH © Tourismus Salzburg GMBH

La mejor época del año es todavía mejor en Salzburgo. En Navidad, las plazas se llenan de luces, la nieve cubre los montes cercanos y suenan villancicos en cada esquina.
Al Scrooge de Dickens le hubiera espantado, pero al resto de los mortales les fascina. Durante el periodo navideño, incluido el Adviento, Salzburgo se transforma en una ciudad de cuento… de Navidad. Sus casas bajas y palacios barrocos tienen un aspecto todavía más romántico cuando empiezan a caer los primeros copos de nieve. Hasta la Fortaleza Hohensalzburg se pone su uniforme de invierno, una capa blanca y espesa que lo cubre todo, del ‘beer garden’ del Stieglkeller a la abadía de San Pedro.

El invierno entra con fuerza, pero sus habitantes encuentran calor con el ‘Glühwein’ (vino caliente con especias) y el olor a castañas asadas. Y en la música, constante en la ciudad de Mozart, que templa los ánimos de los curiosos que se acercan a escuchar el ‘Adventsingen’ o canto de Adviento. Este género musical, propio de Salzburgo, combina la música popular y las melodías alpinas con las tradiciones del periodo pre-navideño. Lo inventó el músico y conservador histórico Tobi Reiser el Viejo en 1946. Desde 1960, las actuaciones se celebran en el Gran Teatro de los Festivales (Großes Festspielhaus) y atraen a más de 30.000 espectadores anuales. Se trata de un teatro/belén viviente en el que participan cerca de 150 niños disfrazados de pastorcillos. La obra cambia cada año pero se mantiene esa atmósfera angelical y folclórica que hace que la mayoría de los asistentes repitan.

La música clásica también suena en Navidad. Son famosos los conciertos de Adviento en la iglesia Stiftskirche, en la de St Andrä y en la Catedral. En esta última se puede asistir a un concierto de órgano, todo un honor si tenemos en cuenta que el mismísimo Mozart fue organista aquí. No es el único compositor al que se recuerda en estas fechas. Su nombres es menos conocido, pero su canción ha dado la vuelta al mundo y ha sido traducida en más de 300 idiomas. Joseph Mohr escribió la letra de ‘Noche de Paz’, uno de los villancicos más clásicos en todo el mundo. Fue interpretado por primera vez en la Nochebuena de 1818, en la iglesia de San Nicolás de Obendorf, a 15 kilómetros de Salzburgo. El autor nació en Salzburgo y fue bautizado en la misma pila que Mozart. Durante las fiestas, su ‘hit’ sonará más de una vez, sin duda.

Probablemente lo haga en alguno de los mercadillos navideños que en esta época toman las plazas de la ciudad. El más famoso es el ‘Christkindlmarkt’, uno de los más antiguos del mundo. Sus orígenes se remontan al siglo XV, cuando un mercado similar se levantaba en la plaza de la Catedral, en pleno casco antiguo. La versión actual está compuesta por unos cien puestos con adornos para el árbol, regalos e inciensos, así como vino caliente y otros ‘snacks’ invernales. También se programan actuaciones y cuentacuentos para los más pequeños. Casi todas las plazas cuentan con un mercado. El del palacio de Hellbrunn se decora con gasta 13.000 bolas de Navidad mientras que el del patio de la Fortaleza se decora con luces en forma de estrella. También tienen su propio mercadillo St. Leonhard, la Mirabellplatz, Stiegl Brauwelt y el exterior del restaurante Sternbräu.
A todos ellos acuden los ‘Krampus’ y los ‘Perchten’, personajes de la tradición alpina que desfilan durante esta época por las calles austriacas. El ‘Krampus’ es un monstruo con cuernos y aspecto diabólico que acompaña a San Nicolás el 6 de diciembre. En lugar de repartir regalos, visita solo a los niños que no se han portado bien. Los ‘Perchten’ tienen un aspecto igualmente temible. En este caso está justificado, pues su misión es ahuyentar al invierno con ayuda de sus cencerros. Llevan máscaras hechas a mano y aparecen en las ‘Rauhnächten’ (noches sagradas).

Navidad los 365 días del año

A Scrooge no, pero a su creador le encantaba. “Honraré a la Navidad en mi corazón e intentaré llevarla todo el año”, prometió Dickens. En Salzburgo le tomaron la palabra y erigieron un museo a la Navidad que puede visitarse hasta en julio y agosto. En él se exponen adornos y juguetes de entre 1840 y 1940, pertenecientes a la colección privada de Ursula Kloiber. Antes de convertirse en el lugar más navideño de la ciudad fue la antigua cafetería Glockenspiel, en Mozartplatz.

Cómo empezar el año con buen pie

La época festiva no termina con el Año Nuevo. En torno al 27 de enero se celebra desde 1956 la Semana de Mozart, organizada por la Fundación ‘Mozarteum Salzburg’ para recordar el nacimiento del genio de la música. En los conciertos suelen participar algunas de las orquestas más prestigiosas del mundo, como la Filarmónica de Viena, una buena oportunidad para verles en directo si la resaca de Nochevieja impide ver su concierto de Año Nuevo.

Top 5 hoteles

Austria, Pinzgau, Salzburgo

Small Luxury Hotel Goldgasse

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Austria, Pinzgau, Salzburgo

Stein

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Austria, Pinzgau, Salzburgo

Der Salzburger Hof

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Austria, Pinzgau, Salzburgo

ACHAT Plaza Zum Hirschen Salzburg

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Austria, Pinzgau, Salzburgo

Austria Trend Hotel Europa Salzburg

25 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación