912 910 355
Horario de Atención:
24 horas
TUI DE

Viñas con denominación de origen

Casona de la Viña Concha y Toro
Valle de Casablanca
Picnic en los viñedos
Diversidad de vinos en Bocanáriz
Vinoterapia

El enoturismo es una de las principales industrias turísticas de Chile. Ya sea en copa, en forma de masaje o en bares populares, hay muchas formas de disfrutar del vino.
Chile es un país de vinos. En los valles que se extienden entre el océano Pacífico y la cordillera de los Andes se dan las uvas que se utilizan para fabricar algunos de los mejores vinos del mundo. Junto a los famosos valles franceses y californianos, la zona central de Chile es visitada por apasionados de esta bebida alcohólica. La industria vitivinícola chilena es la mayor de América y del hemisferio sur, y la cuarta exportadora de vino a nivel mundial, después de Francia, Italia y España.
Una de las maneras más tradicionales de acercarse al mundo del vino es visitar algún viñedo. En Santiago se ubica la Viña Cousiño Macul, una empresa centenaria que cuenta con un museo y una bodega. También en la localidad de Pirque, a 130 kilómetros de la capital, está la Viña Concha y Toro. En su conocida casona familiar se organizan 'tours' a sus bodegas que concluyen con la cata de sus principales cepas.
Un poco más al norte y hacia la costa, de camino hacia Valparaíso, está el Valle de Casablanca. En estas tierras propicias para el cultivo de la vid, alberga una docena de viñas. La mayoría de ellas ofrecen visitas guiadas, degustaciones en sus restaurantes o picnics con vino y bandejas de quesos. Destacan Viña Emiliana, que produce vinos cien por cien orgánicos, además de amenizar el recorrido con la visita del castillo de estilo francés de Viña Mar y las vistas en altura de Viña Indómita.
Si lo que se quiere es recibir lecciones sobre el proceso de fabricación del vino, en Santiago hay numerosos cursos para aficionados. En Chile di Vino ofrecen talleres de cuatro horas, donde se repasa el vocabulario asociado a la cata; se analizan los aromas de las principales cepas, o se aprende cómo maridar con comida y a qué temperatura servir cada tipo de licor. Se trata de una experiencia muy completa a cargo de la enóloga Marcela Chandía, que lleva trabajando con esta materia prima desde hace catorce años.
Otra forma más práctica de tomar contacto con los caldos chilenos es acercarse a una tienda especializada y comprar alguna de sus variedades. En Santiago hay varias, como El Mundo del Vino o La Vinoteca, aunque también hay una buena oferta en los supermercados. Es habitual encontrar botellas de 'carmenere', una cepa de origen francés que se extinguió en Europa en 1860, pero que fue rescatada en Chile en los 90. Para una experiencia más personalizada, se recomienda visitar la tienda-boutique del Santiago Wine Club en Barrio Lastarria.
Llegada la noche, Santiago ofrece alternativas variopintas de la mano del vino. En un extremo está La Piojera, bar popular donde se bebe el 'pipeño', un vino de cepas poco nobles que se utiliza para preparar los famosos ‘terremotos’. En el otro está el Bocanáriz, famoso ‘wine bar’ que cuenta con una impresionante carta de vinos por copa y los apetecibles Vuelos Bocanáriz. Estos son combinaciones de tres variedades agrupadas por cepas desconocidas, viñedos de climas extremos o vinos costeros.
Pero en Santiago, el vino no se disfruta solo bebiéndolo. Cada vez más se aprovechan las propiedades beneficiosas de las uvas a través de tratamientos de vinoterapia. El 'spa' Balthus fue el primero en este tipo de terapias en Santiago, donde además de las bañeras con vino, realizan envoltorios con uva para que la piel aproveche al máximo sus ventajas.
Las opciones son tan variadas que no extraña encontrar en Santiago y sus alrededores grupos de ‘enoturistas’ que dedican sus días —entre recorridos, compras, cursos, salidas nocturnas y hasta masajes— al derivado de la uva más apetecible en el mundo.

Vinos premiados, al alcance de todos

En los Decanter World Wine Awards de 2016, una de las competencias de vinos más prestigiosas del mundo, se escogió a 'La Moneda Reserva Malbec' como el mejor tinto económico del planeta entre más de 16.000. 'The Independent' publicó sobre él: "No necesariamente tiene que costar una fortuna el abastecer tu bodega con vinos tintos para impresionar a tus invitados". De hecho, cuesta unos 4.000 CLP y se vende en los supermercados de origen británico Asda. Este dato no sorprenderá a ningún chileno, pues en los comercios hay gran cantidad de vinos premiados al alcance de cualquier bolsillo.

Pisco, la bebida nacional

También de la uva proviene el pisco, la bebida de alta graduación alcohólica más consumida en Chile. Bien conocido es el debate sobre si el pisco es peruano o chileno, pero lo cierto es que en ambos países es tradición. Ya sea preparado con limón en un cremoso 'pisco sour', o con bebida de cola y hielo en la famosa ‘piscola’, es una bebida muy presente en restaurantes, bares y hogares. La mayor producción se da en la zona del Valle del Elqui, ubicado unos 500 kilómetros al norte de Santiago. Muchas productoras de pisco ofrecen también visitas y degustaciones.

Top 5 hoteles

Chile, Región Metropolitana de Santiago, Providencia

Hotel Boutique Le Reve

21 diciembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Chile, Región Metropolitana de Santiago, Santiago

Lastarria 43-61

24 diciembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación
Chile, Región Metropolitana de Santiago, Providencia

Best Western Plus Hotel Los Españoles

22 diciembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Chile, Región Metropolitana de Santiago, Santiago

Cumbres Lastarria

24 diciembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
Chile, Región Metropolitana de Santiago, Vitacura

Renaissance Santiago Hotel

23 diciembre 2018, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación