Atención Al Cliente 09:00 - 21:00
(Lunes - Viernes)

917 58 28 29

Atención Al Cliente 10:00 - 16:00
(Sabados)

917 58 28 29
TUI DE

Bondi Beach: playa y surf al estilo ‘aussie’

Bondi Beach
Sendero costero a su paso por el cementerio Waverley
Surf en Bondi Beach
Gran Barrera de Coral
Piscinas de ‘Bondi Icebergs’

Ser surfista en Australia es una forma de vida. Tu viaje puede ser la excusa perfecta para montar en una tabla o disfrutar de sus muchas y paradisíacas playas.
La tercera parte de Australia es territorio desértico, por eso la mayoría de la población se arremolina en torno a la costa. En Sídney puedes descubrir hasta setenta playas, todas ellas especiales y accesibles desde el puerto de la ciudad. La más destacada es Bondi Beach, una playa de alrededor de un kilómetro de longitud en la que se dan cita surfistas, ‘hippies’, familias, locales y turistas. Aquí puedes poner la toalla en la arena, pero también en el césped. Es el lugar favorito de los vecinos de Sydney desde 1882, ya que antes era una propiedad privada perteneciente a Francis O'Brien.

El surf también tiene un hueco en Bondi Beach. En sus aguas se celebran torneos locales, nacionales e internacionales y no sería extraño que te toparas con alguna estrella del deporte portando su tabla entre gente de a pie. Según expertos surfistas, son las mejores olas de todo el hemisferio sur, de hecho ‘bondi’ en aborigen significa ‘sonido del agua rompiendo en las rocas’. A causa de la fiereza de las olas, la figura de los socorristas es muy necesaria, tanto que tienen una estatua en bronce en su honor. En 1907 se conformó en Bondi el primer club de salvavidas de la ciudad. Fue una medida necesaria ante quienes se lanzaban a surcar las olas sin ni siquiera saber nadar. Hoy en día son toda una institución que se pasea por la arena y hasta realiza divertidas competiciones en tabla. Al margen de la anécdota, recuerda que siempre es necesario estar atento a la bandera marcada, tanto por la peligrosidad de las aguas como por la posible presencia de tiburones, aunque las aguas permanecen cercadas con redes submarinas para garantizar la seguridad de sus bañistas. En esta playa se encuentra ‘Bondi Icebergs’, un club que lleva en pie un siglo y cuyas protagonistas son las piscinas al aire libre casi al nivel del mar. Es una experiencia increíble ver cómo las olas saltan a la alberca en días de mucha resaca.

Una de las mejores excursiones es la caminata hacia el sur entre Bondi Beach y Coogee. A través de ella descubrirás las mejores vistas del Pacífico Sur desde acantilados y miradores naturales, pasando por playas y bahías de todo tipo. También podrás ver el cementerio Waverley, uno de los más bonitos del mundo entre otras razones por estar al borde de un acantilado. Allí se rodó la escena del funeral de la película protagonizada por Leonardo DiCaprio ‘El gran Gatsby’, y es donde están enterrados los poetas Henry Lawson y Dorothea Mackellar. Continuando con tu recorrido, conocerás la playa de Tamarama, también llamada coloquialmente ‘Glamarama’ por la cantidad de gente con glamour que allí se concentra (estrellas, famosos y gente guapa bronceada por el sol). Finalmente, tras una caminata de seis kilómetros de ruta, perfectamente indicada, llegarás a tu destino: la impresionante playa de Coogee. La mejor opción para terminar el día es con una ‘barbie’, que es como los australianos llaman a la barbacoa.

Aprendiendo de los mejores

Australia es el lugar perfecto para practicar surf. Muchas empresas imparten cursos de iniciación o perfeccionamiento para que disfrutes a tope de este lugar donde cada ola es mejor que la anterior. Una de ellas es ‘Let’s Go Surfing’, en Bondi Beach. Allí dispones de clases de unas dos horas de duración (en grupos o individuales) para principiantes, expertos, niños o familias completas.

Un paraíso marino a dos brazadas

Si viajas a Australia es casi obligado que te acerques a la costa de Queensland a conocer de cerca la Gran Barrera de Coral. Se trata del mayor arrecife del mundo con 2.000 kilómetros de extensión (desde la ciudad de Port Douglas hasta Bundaberg) y la única estructura viviente visible desde el espacio. Una vez allí puedes bañarte, practicar ‘snorkel’ y navegar, pero la actividad que más interés despierta es el submarinismo. Infórmate para contratar una excursión con una agencia de turismo que organice excursiones para ver de cerca las miles de especies marinas que allí cohabitan.