Atencion Al Cliente 09:00 - 22:00
912 910 355

Emergencia en Destino 24Hs
911 975 683
TUI DE

Carnaval, la Reina de las Fiestas

Bailarinas en el Carnaval de Tenerife
Desfile en Santa Cruz de Tenerife
Murgas en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife
Reina del Carnaval durante el Desfile final
Desfile infantil en el Carnaval

El Coleccionista de Instantes on Visualhunt / CC BY-SA secrettenerife.co.uk on Visualhunt.com / CC BY secrettenerife.co.uk on VisualHunt.com / CC BY

Cada febrero Tenerife se vuelca en su Carnaval. En tan solo una semana, Santa Cruz quintuplica su población: nadie quiere perderse la fiesta más colorida del año.
Solo el de Río de Janeiro supera al carnaval canario. Con menos samba pero el mismo ritmo, las calles de Santa Cruz de Tenerife se llenan de gente durante los días que dura la fiesta. Más de un millón de personas participaron en los de 2016, todo un récord para una ciudad que apenas supera los 200.000 habitantes.

No es el primero que consiguen. En el año 1987, Santa Cruz y su Carnaval entraron en el Libro Guinness de los Récords con el baile más multitudinario al aire libre. Más de 250.000 personas se reunieron en la Plaza de España para bailar al mismo tiempo una canción en el concierto de la mítica cantante Celia Cruz y sus Billo’s Caracas Boys. Ningún otro cantante en ninguna otra parte del mundo ha sido capaz de lograr algo semejante y la marca permanece imbatida hasta el momento.

El Carnaval tinerfeño no se entiende de otra manera que no sea al aire libre. Desde los años 80 siempre tiene un motivo de fondo y se celebra principalmente en las calles. Existen dos carnavales, que se complementan a la perfección: el oficial y el espontáneo. En el primero participan más de 100 agrupaciones con una media de 50 componentes cada una. Se dividen en rondallas, murgas y comparsas. Las rondallas son coros masculinos o mixtos provistos de instrumentos de cuerda, mientras que las murgas, con aire de payaso, cantan y hacen de sus letras un ejercicio de crítica social. Las comparsas son quizá las más esperadas. Traen un pedacito del Caribe a la isla con varios desfiles de plumas y purpurina, paseando sus estudiadas coreografías por toda la ciudad. A nivel de calle, además de disfrutar del espectáculo en vivo de las agrupaciones oficiales, locales y turistas se echan a las avenidas. Se disfrazan y participan de la fiesta en un ejercicio de catarsis colectiva, con tanto tirón turístico que el febrero tinerfeño se ha convertido en temporada alta.

La celebración del Carnaval dura oficialmente nueve días, pero desde que se da por inaugurado hasta el ‘Fin de Fiesta’ pasa un mes. Durante ese tiempo se producen los concursos de disfraces, de murgas, comparsas y agrupaciones musicales. También la elección de la Reina del Carnaval, el momento álgido de la celebración oficial, al que asisten alrededor de 20.000 personas. La presentación de candidatos y sus actuaciones tienen lugar en las instalaciones del Recinto Ferial, y en ocasiones en el Teatro Guimerá. En los últimos diez días, el Carnaval se traslada al Centro de Santa Cruz. La Avenida de Anaga, la Plaza de la Candelaria y la Plaza del Príncipe suelen albergar los escenarios tanto de día como de noche con conciertos, orquestas y DJs. Mientras que los desfiles se suceden en la Avenida de Bélgica y de Francisco La Roche.

Muy pronto, el Carnaval se instalará en Santa Cruz de Tenerife de forma permanente. Lo hará en la Casa del Carnaval, un proyecto a medio camino entre museo y centro cultural, en el parque del Barranco de Santos. Habrá exposiciones, un centro de documentación e investigación y talleres para continuar con la tradición más alegre de la isla. Porque como cantaba Celia Cruz “la vida es un carnaval”. Y en Tenerife aún más.

Bellezas en vestidos de 200 kilos

La elección de la Reina se celebra el miércoles en una gala retransmitida a toda España en directo y cuyas entradas se agotan nada más ponerse a la venta. Los trajes de las participantes pueden llegar a pesar 200 kilos, lo que obliga a que se desplacen con ayudas de plataformas sobre ruedas. Sus diseños son tan costosos que la elaboración requiere de un patrocinador, lo que en los últimos años ha convertido el desfile en una competición entre las grandes empresas de la isla.

Dos siglos de tradición ininterrumpida

Fue uno de los dos únicos carnavales españoles, junto al de Cádiz, que burló la prohibición impuesta por la dictadura del general Franco durante cuarenta años. Lo hizo mediante el sencillo artificio de cambiar su nombre por el de ‘Fiestas de Invierno’. Tras el fin de la dictadura y en apenas seis años, el Carnaval de Santa Cruz pasó a convertirse en ‘Fiesta de Interés Turístico Nacional’. Ahora aspira a convertirse en convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

Top 5 hoteles

España, Tenerife, Costa Adeje

Iberostar Anthelia

26 marzo 2019, 2 noches, 2 Personas, Media pensión
España, Tenerife, Adeje

Suite Villa Maria

26 marzo 2019, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
España, Tenerife, Playa de las Américas

Las Madrigueras

26 marzo 2019, 2 noches, 2 Personas, Desayuno
España, Tenerife, Playa de las Américas

HD Parque Cristobal Tenerife

26 marzo 2019, 2 noches, 2 Personas, Con cocina
España, Tenerife, Costa Adeje

Dream Hotel Gran Tacande & Spa

26 marzo 2019, 2 noches, 2 Personas, Desayuno