Atención Al Cliente 09:00 - 21:00
(Lunes - Viernes)

917 58 28 29

Atención Al Cliente 10:00 - 16:00
(Sabados)

917 58 28 29
TUI DE

El mejor escenario posible

Anochecer en Washington D.C.
Fotograma de ‘Todos los hombres del presidente’
Cartel promocional de House of Cards en el metro de Washington D.C
Fotograma de ‘Homeland’
Escaleras de El exorcista

Elvert Barnes on VisualHunt / CC BY-SA

Estados Unidos es la principal industria cinematográfica a nivel mundial y su capital, uno de los escenarios más solicitados por los directores para ambientar sus historias.
La política tiene un papel protagonista en la ciudad de Washington D.C., también en la ficción. Las zonas próximas al Capitolio o a la Casa Blanca han sido escenario de intrigas y conspiraciones en la gran pantalla casi tanto como en la vida real. Obras como ‘Todos los hombres del presidente’ (1976), que narra la investigación periodística que desembocó en el caso Watergate, o ‘JFK: Caso abierto’ (1991), basada en los misterios que envolvieron el asesinato del presidente estadounidense, han empleado el marco político de la ciudad como hilo conductor de sus historias.

La capital estadounidense aparece en películas como ‘El silencio de los corderos’ (1991), donde la agente del FBI Clarice Starling se enfrenta al caníbal Hannibal Lecter. También en ‘Minority Report’ (2002), una película de ciencia ficción ambientada en un futuro no muy lejano donde el FBI es capaz de prever quiénes serán criminales. Rozando el género del horror, se encuentra ‘Election: La noche de las bestias’ (2016), donde las calles de la ciudad son testitos de una macabra festividad en la cual es posible delinquir de cualquier forma (incluyendo el asesinato) durante 12 horas al año.

Otro clásico del cine de terror, ‘El exorcista’ (1973), también fue rodada en Washington D.C, concretamente en el pintoresco barrio de Georgetown. Precisamente el padre Damien Karras, quien se enfrentó al demonio que poseía a Regan en el número 3600 de la calle Prospect, era de la universidad de este barrio. Desde el año 2015 las escaleras de este edificio son consideradas de forma oficial atracción turística de la ciudad, incluyendo una placa conmemorativa. ‘El exorcista III’ (1990), peor valorada por la crítica, se ambientaba en el mismo barrio quince años después.

Los superhéroes también han salvado al mundo de la destrucción en la capital estadounidense, tal y como puede verse en las recientes ‘Capitán América: El soldado de invierno’ o ‘X-Men: Días del futuro pasado’, ambas del año 2014.

También la pequeña pantalla ha sabido nutrirse del carácter de Washington D.C., con la exitosa ‘House of Cards’ a la cabeza. En la serie creada por Netflix, en emisión desde 2013, un inspirado Kevin Spacey da vida a Frank Underwood, un político estadounidense que desarrolla su carrera en el Capitolio y alrededores. Pese a estar ambientada en Washington D.C., la inmensa mayoría de la serie fue rodada entre Baltimore y Charlotte por motivos económicos. Otras series ambientadas en la ciudad son ‘El ala oeste de la Casa Blanca’ (1999-2006), que muestra lo que sucede en los pasillos del emblemático edificio; ‘Homeland’ (en emisión desde 2011), donde se cuenta la historia de una agente de la CIA, o ‘CSI: Cyber’ (2014 – 2016), la cuarta serie de esta célebre franquicia que narra la lucha de los agentes del FBI contra los cibercrímenes.

Además del histórico y monumental, el turismo cinematográfico gana posiciones en la capital de Estados Unidos gracias a lugares como el National Mall, que ‘Forrest Gump’ (1994) atravesó para alcanzar a su amada Jenny, o el barrio de Georgetown, capaces de trasladar a quien los visita a las mejores escenas de sus películas favoritas.

También en la literatura

Las calles de Washington D.C y los despachos de la Casa Blanca o el Capitolio también han servido como inspiración a numerosos escritores. Ken Follet ambientó parte de su novela ‘El umbral de la eternidad’ (2014) en ella, especialmente en la gran manifestación celebrada en 1963 en pos de la libertad, donde Martin Luther King pronunció su célebre discurso. Otro especialista en best sellers, Dan Brown, también escogió la capital estadounidense como escenario en su libro ‘El símbolo perdido’ (2009), donde a través de una historia de misterio se recorren los principales monumentos de la ciudad.

George Washington, el gran secundario

George Washington, cuyo apellido da nombre a la capital de Estados Unidos, fue el primer presidente del país y se le considera el Padre de la Patria estadounidense. Sin embargo, sus apariciones en el cine han sido considerablemente menores si las comparamos con las de otras personalidades como Abraham Lincoln. Washington, al contrario que el anterior, no ha tenido ningún biopic en el séptimo arte, siempre ha sido un secundario destacado en películas como ‘Pasión de libertad’ (1940), ‘Los inconquistables’ (1947), ‘El capitán Jones’ (1959), ‘Revolución’ (1985) o ‘El patriota’ (2000).

Top 5 hoteles

Estados Unidos de América, Maryland, National Harbor

Wyndham Vacation Resorts at National Harbor

20 febrero 2020, 2 noches, 2 Personas, Sólo Habitación